¿Qué debemos tener en cuenta para elegir una estufa de leña?

En El Club del Fuego somos especialistas en estufas y chimeneas de diferentes combustibles como leña, pellets, eléctricas o bioetanol.

A la hora de elegir una estufa de leña es importante saber qué aparato estamos comprando. En el mercado hay una amplia gama de productos y una gran variedad de marcas, modelos y, sobre todo, de precios.

Qué debemos tener en cuenta para elegir una estufa de leña

Hoy en día hay 3 canales principales para comprar una estufa de leña: tiendas de chimeneas especializadas, grandes superficies y tiendas online. Todas tienen sus ventajas y seguro que también sus inconvenientes.

En la mayoría de tiendas especializadas te atenderán a la perfección y te darán información de la estufa o chimenea que mejor se adapta a tus necesidades concretas. Además, se encargarán de trasladar e instalar la chimenea.

En las grandes superficies encontrarás fundamentalmente modelos económicos pertenecientes a gamas bajas. No suelen tener un servicio de asesoramiento muy bueno y tienes la estufa disponible para que tú mismo la cojas y te la lleves en el momento.

Por último, en la era de la tecnología, las estufas y chimeneas no se iban a quedar atrás y también puedes comprar este tipo de productos en tiendas online como El Club del Fuego. En ellas encontrarás, por lo general, un catálogo más amplio, con productos de todas las gamas. Y, como en cualquier tienda online, el cliente tiene la comodidad de comprar sin salir de casa y de recibir el pedido en tu domicilio.

¿Qué hay que mirar en una estufa de leña antes de comprarla?

Independientemente del tipo de establecimiento en el que compremos nuestra estufa, hay una serie de aspectos que debemos tener en cuenta al elegir nuestra estufa de leña.

En la mayoría de tiendas físicas tradicionales especialistas en chimeneas te contarán estas cosas cuando vayas a interesarte por alguno de sus productos.

En El Club del Fuego te lo contamos en nuestro blog y también podremos darte asesoramiento vía chat o mail sobre determinados aspectos de nuestras estufas.

consejos para elegir estufa de leña

En primer lugar tenemos que fijarnos en la potencia nominal y comprobar que dicha potencia es suficiente para calentar la estancia en la que queremos colocarla. Hay que tener cuidado con esto porque en algunas ocasiones lo que se muestra como potencia nominal no es tal, sino que es la potencia máxima del aparato.

Pero con esto no es suficiente. Hay que valorar previamente el uso que vamos a dar a nuestra estufa de leña. No es lo mismo encender un aparato 1 día a la semana que tenerlo funcionando 10 horas al día durante los 7 días a la semana.

En caso de que vayamos a darle un uso esporádico podremos recurrir a productos de gama baja. Pero si vamos a darle caña a nuestra estufa no es para nada recomendable irse a un producto de gama baja ya que nos veremos obligado a cambiarlo al cabo de muy poco tiempo.

El precio de las chimeneas no es un capricho. Va ligado a la calidad de la chimenea y a los materiales que se utilizan para su fabricación.

Qué debemos tener en cuenta para elegir una estufa de leña

Hay marcas que ofrecen una garantía de por vida en sus aparatos. Ahora bien, estamos hablando de estufas y chimeneas que rondan los 4.000€. Pero hay una cosa segura en ellos: no te darán ningún problema el resto de tu vida, y si te los dan estarán cubiertos por la garantía siempre que se haya hecho un uso responsable de la estufa.

Este tipo de productos están pensados para usarse de forma continua y para tiempos de uso prolongados.

La mayoría de estufas de leña que tienen un precio de entre 1.500 y 3.500€ se pueden clasificar dentro de una gama media y media alta. Son productos que están diseñados para usarse a diario y de forma intensiva y fabricados para durar muchos años.

Ahora bien, si nuestra elección es una chimenea de entre 300 y 1.000€ tenemos que tener claro que no vamos a poder darle un uso intensivo. Este tipo de aparatos están pensados para segundas residencias, casas de fin de semana o similares. Se dará un uso moderado a las estufas y, en esas condiciones, no tendremos problema.

Pero si queremos poner un aparato de 600€ en nuestro salón para encenderlo 12 horas al día durante todo el invierno, tenemos que estar dispuestos a cambiarlo pasados 4 ó 5 años.

Este aspecto es algo que muchos compradores no tienen en cuenta. Y ocurre sobre todo con aquellos que son clientes fieles de grandes superficies y que recurren a la gama baja sin ningún asesoramiento.

En nuestra trayectoria, también nos hemos encontrado con clientes que se informaron de todo esto en una tienda especializada pero que, ante la diferencia de precio en modelos a priori similares, acabaron comprando un producto de gama baja y posteriormente acudieron a nuestra tienda online o a otras tiendas especialistas a por un producto que de verdad se adecuara a sus necesidades.

Conclusiones

Elige una chimenea que se adapte a tus necesidades, tanto en tipo de uso (intensivo o esporádico) como en la superficie que necesitas calentar.

En general, no recurras a modelos económicos y de gama baja si vas a utilizar el aparato de forma intensiva.

Elige una marca que pueda darte una garantía y un soporte posterior en caso de que ocurra algún problema. En El Club del Fuego trabajamos con marcas que son capaces de ofrecer estos servicios, pero siempre hay algunas que tendrán un mejor servicio y otras que no esa atención no será tan buenas. En nuestras recomendaciones siempre intentamos recurrir a marcas que sabemos que darán al cliente lo que necesita en cada momento.

Y por último, aunque es un resumen de todo este post y algo que quizás no sea fácil de creer de inicio, no elijáis solo por precio. Pensar que estáis comprando un aparato que deberá acompañaros durante muchos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *